“La uruguaya”, de Pedro Mairal

La uruguaya de Pedro Mairal es una más de la serie de novelas que transcurren en un solo día: esas jornadas que por una particular combinación de factores irrepetibles trastocan para siempre la vida de una persona. El sujeto en cuestión es Lucas Pereyra, un escritor modesto y padre de familia que viaja al país vecino a retirar dinero de sus regalías en tiempos de dólar blue. Pero también a encontrarse con una supuesta amante, Guerra, una joven seductora e idealizada, que en sus fantasías despierta pasiones adormecidas y peligrosas. Concentrada, vertiginosa y con un pulso narrativo eficaz que hace que se la lea de un tirón, como a otras novelas del autor, La uruguaya es completamente contemporánea por sus referencias (la situación económica del año pasado, Tiranos Temblad, Luis Suárez goleador del Barcelona) y, a la vez, tiene pretensiones de perdurar en el tiempo, justamente porque se encarga de un tema tan transitado y reactualizado como la infidelidad, la culpa, el desgaste de una pareja y el deseo prohibido. Escrita en una rigurosa primera persona –mechada con una gran cantidad de diálogos despiertos–, con acceso irrestricto a los sentimientos y contradicciones de su protagonista, y con dosis de humor y elocuencia, además de las consabidas referencias uruguayas a Onetti y a un personaje que recuerda a Elvio Gandolfo, Mairal se las arregla para entregar una novela redonda, con sorpresas y vueltas de tuerca incluidas, que la alejan de la obviedad de la típica historia de amor fallida, dejando un sabor amargo.

-

La uruguaya

Pedro Mairal
La uruguaya

(Emecé) 168 páginas