Se dice de mí: mitos y verdades escandalosas de Pete Doherty

La alocada vida de Pete Doherty siempre es noticia pero, como no siempre todo lo que se publica sobre el inglés es cierto, repasamos algunos de los episodios más turbulentos de su carrera antes de sus shows en la Argentina.

1- Alquiló una antigua mansión en el campo y la destruyó al estilo Charly García

Es cierto, pero tampoco es para tanto. El documental de MTV Pete Doherty in 24 Hours se mete en la casa en cuestión, donde se pueden ver algunas pintadas en las paredes, y sigue al cantante durante el tiempo del título con la excusa de un show acústico en Camden. Si bien Pete Doherty reconoció encontronazos con los dueños del lugar por cómo lo mantenía, uno de los principales problemas parece estar relacionado con los 13 gatos que viven en la casona. ¿Sexo, drogas y gatitos?


2- Fútbol, cocaína y golosinas en San Telmo

Doherty se enamoró de Buenos Aires, como ya le había pasado con París y con Hamburgo, y se quedó un mes después del show de los Libertines en el BUE. Las imágenes del paso del músico por San Telmo, siempre tuiteadas desde su cuenta oficial, incluyen una hermosa foto junto a una vistosa pintada callejera de Maradona donde Doherty posa con el gesto de “la mano de Dios” y un video donde se puede ver a su novia tocando el piano en un desordenado departamento donde se distinguen un plato lleno de rayas de polvo blanco y un par de Vauquitas. La foto con Diego sigue en su lugar, pero ya no quedan rastros del video, las vauquitas o…


3- Enfrentó un juicio por robo y chantaje

Después de una pelea en un hotel, la policía detuvo a Pete Doherty acusado por el cineasta Max Carlish, que estaba haciendo un documental sobre los Babyshambles y habría vendido a la prensa fotos del músico consumiendo drogas. Rough Trade y EMI juntaron 150 mil libras de fianza para que Pete no termine preso hasta la sentencia, aunque la fiscalía terminó levantando los cargos por falta de evidencias.


4- La tucumana al líder de Razorlight en un backstage

No hay pruebas fotográficas, pero sí muchos rumores: Pete fue al camarín de Johnny Borrell para saludar a su hasta entonces amigo en un festival en Leeds en 2005. Un testigo le contó a The Sun que “estaban tomando algo tranquilos, pero algo se disparó dentro de Pete. Se paró de golpe y le pegó un cabezazo”. Tiempo más tarde, Pete reconocería el altercado que, tal vez, inspiró a Zinedine Zidane en su último partido con la selección francesa.


5- Se fue de una fiesta, vio a alguien muerto y se hizo el boludo

El joven actor Mark Blanco cayó del balcón de un primer piso en 2006 durante una fiesta en el este de Londres en la casa de un amigo de Pete. Un equipo forense insinuó que la posición del cuerpo hacía sospechar de que alguien tiró a Blanco, pero Pete Doherty nunca estuvo implicado directamente en la muerte… Hasta que apareció un video de esa noche donde se ve al músico pasar despreocupado por al lado del cuerpo al abandonar la fiesta.


6- Una iglesia exhibió una estatua de Doherty crucificado

La St Marylebone Parish Church de Londres mostró una escultura de tamaño real de Pete Doherty clavado a una cruz. El músico inglés había posado para una muestra en la que se reconstruía la pasión de Cristo y buscaba recaudar fondos para la búsqueda de un joven perdido.


7- Le propuso matrimonio a un hombre en nombre de una fan

Hace un par de años una pareja inglesa quería casarse, pero el novio cargaba a su futura esposa diciendo que él no pensaba casarse salvo que se le propusieran formalmente. Ella aprovechó que él es fanático de los Libertines y le mandó un mail al manager pidiendo que le propusieran matrimonio en nombre de ella durante un show. Y así fue que Susie y James hoy están felizmente casados.


8- Hizo un gol en un partido de fútbol a beneficio, pero le robó las papas fritas a una mujer del público

Pete Doherty participó de un torneo de fútbol en cancha de seis a beneficio en el estadio del West Ham. Pete se lució en la victoria 10 a 0 de su equipo e hizo un gol, pero terminó dando la nota cuando un pelotazo tumbó a una espectadora y él aprovechó que la mujer estaba en el piso siendo atendida por los médicos para comerle las papas fritas que quedaron en el suelo. Todo esto ante la atenta mirada de Kate Moss desde la tribuna.


9- Hizo sentir incómodo al mejor jugador de su equipo al cantarle una canción en la tele

Pete es hincha del QPR de toda la vida. En 2015, Charlie Austin debutó en la Premier League e hizo dieciocho goles para los Rangers, pero no fueron suficientes para evitar el descenso. Doherty le dedicó al goleador “Time for Heroes” en un festival y a la semana compartió un programa de tv con Charlie, donde le agradeció el esfuerzo con una canción improvisada, que arrancaba parecida a “Wonderwall”, y le pedía que se quedara en el equipo. Austin volvió a la Premier League un año más tarde jugando para el Southampton.


10- Se metió en un centro de rehabilitación, pero lo echaron a las tres semanas

Allá por 2012 durante sus abruptos vaivenes con la sobriedad, Pete buscó asilo en un centro de rehabilitación en Tailandia para combatir sus adicciones a la heroína y el crack. Doherty había intentado sin éxito tratarse en otros centros en 2003, 2006 y 2007. Esta vez tampoco tuvo suerte y el centro le pidió que se retirara tres semanas después de haber empezado el tratamiento por molestar a los demás pacientes. Dos años más tarde, Pete Doherty volvió a internarse en el centro y completó el tratamiento de más de dos meses.


11- Le sacaron una foto dándole de fumar crack al gato

Los rumores corrieron por todo foro de cuidado animal hace una década. En su peor momento tras separarse de Kate Moss, Doherty le habría construido una mini pipita para darle de fumar crack a una de las cinco crías que tuvo su gata Dinger y le sacaron una foto. La imagen es cuanto menos cuestionable y es muy llamativo que The Sun, el tabloide que tuvo la primicia, borró la nota de sus archivos.


Pete Doherty & The Puta Madres tocan el viernes 26 a las 21 en Vorterix (Av. Federico Lacroze 3455, CABA) y el sábado 27 a las 21 en Galpón de la Música (Estévez Boero 980, Rosario). Entradas por Ticketek.

> facebook.com/peterdohertyofficial

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.